El BCE está Constantemente Alerta y Está Listo Para Usar Todos los Instrumentos EUR

En un mundo de incertidumbre, el BCE está constantemente alerta y listo para usar todos los instrumentos a su disposición. El proceso de toma de decisiones es un proceso complejo que tiene en cuenta no solo las previsiones presupuestarias y económicas del gobierno, sino también el comportamiento cambiante de los mercados financieros.

El Fondo de Estabilidad Financiera (FSE) de la UE actúa como puente del BCE entre la toma de decisiones políticas y fiscales. Cada país miembro establece su propia cantidad de capital para el EFS, que a su vez contribuye al stock de capital del EFS.

La Junta Ejecutiva del BCE tiene 3 miembros designados por los gobiernos de la UE, uno para cada uno de los cuatro rincones de la zona del euro. Se nombran cuatro supervisores financieros sin derecho a voto de otras partes del mundo. Estos 4 son el FMI, la OCDE y la Reserva Federal.

Aparte de esto, la UE se rige por su unión política. Cada uno de los países juntos forman la zona del euro. Su moneda es el euro.

La unión política incluye los cuatro países que forman la zona del euro: Francia, Alemania, Italia y España. La eurozona es la moneda única más grande del mundo.

Cada país realiza su contribución al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que es un programa financiado por la UE que compensa a los países de la zona del euro que han experimentado pérdida de competitividad debido a perturbaciones externas. Este es un mecanismo que permite a los gobiernos devolver capital a la economía al otorgar rescates a estos países.

Los fondos de emergencia se pueden extender si es necesario. Como la Reserva Federal y el FMI son parte del ESM, esto les da influencia sobre las decisiones de la junta ejecutiva.

Hay algunas cosas que el BCE no permitiría, como un feriado bancario o una escalada de las tasas de interés que dañarían la confianza de los inversores. Preferiría que las tasas de interés se mantengan en su nivel actual por algún tiempo todavía.

La actual crisis financiera que ha barrido el Reino Unido y muchas otras naciones de la UE es motivo de preocupación para el Banco Central Europeo. Confía en que los mercados se recuperarán y no debilitarán más al euro. El objetivo es mantener la zona del euro lo más fuerte posible.

Solo puede hacer esto con estabilidad y estabilidad continuas y solo pueden lograr esto manteniendo la política fiscal y monetaria en el buen camino. Es consciente de que, además de la zona del euro, también hay muchas economías nacionales. Una economía nacional fuerte es importante para la supervivencia de la zona del euro en su conjunto.

Una de las mayores amenazas para el futuro de la zona del euro es la crisis financiera que la está vengando. No pueden dejar que esto continúe por más tiempo. Es por eso que están ejerciendo todo su método de control de la política fiscal y monetaria.

La forma en que lo hace es evitando riesgos y gestionando las actividades financieras de las naciones de acuerdo con los objetivos nacionales. Así que no hay problemas mientras las naciones se apeguen a las reglas.